dimarts, 4 de maig de 2010

SE LE QUEDA CARA DE GILIPOLLAS DESPUÉS DE JUGAR A LA CONSOLA.

 Así le quedó la cara a H.O.B de veinticinco años y residente en el pueblo pesquero de Tressmiz, después de jugar sin descanso durante quince horas a la consola.

“No es el primer caso, y tampoco será el último. Cada vez hay más jóvenes que sufren esta dolencia que se caracteriza en cambiar la expresión del rostro por una de gilipollas, provocado por la tensión de jugar ante el ordenador, consolas o videojuegos durante largo tiempo...” Comentaba el doctor G.H, el médico que atendió en la Urgencias del Hospital al joven con cara de gilipollas…"intentamos borrar esa expresión de imbécil del rostro, incluso llegamos a abofetearlo, pero sin éxito.”

El tratamiento a seguir consiste en realizar ejercicios faciales diarios durante diez días para des tensar los músculos hasta recobrar la expresión habitual.
Se ha creado una asociación de C.D.G (Caras de Gilipollas) con el objetivo de ayudar a víctimas y a familiares y también dar a conocer a la sociedad la que posiblemente sea la enfermedad del siglo XXI.

1 comentari:

  1. ajajaajaa!! en conec a més d'un, q té la cara akesta, ajajaja, però pensava q els venia de sèrie!!

    ResponElimina